Serbia – Días 21 y 22

Qué ver en Serbia: Belgrado y Subotica

Nuestra idea inicial era pasar de Kosovo a Serbia, pero vimos algunos comentarios que no lo aconsejaban, pero también otros que decían que no habían tenido problemas. Ya que a Kosovo íbamos a dedicarle poco tiempo decidimos visitar Kosovo haciendo noche en Macedonia, así ya podíamos entrar en Serbia desde Macedonia y no arriesgarnos a tener algún problema.

En Serbia, igual que pasa en la mayoría de los países por esta localización no tendrás internet ni llamadas, pues está fuera del roaming europeo.

En serbia usan el Dinar Serbio, todo y que es posible que algunos comercios muy turísticos acepten euros como forma de pago.

Belgrado

Plaza de la republica

Es el lugar de encuentro de los belgradenses. En ella se encuentra la estatua ecuestre del príncipe Mihailo, líder de la liberación de Serbia del control otomano. Se encuentra señalando hacia el sur, recordando la dirección de los territorios que fueron reconquistados tras la ocupación turca. Sin embargo, era un lugar muy desagradable pues allí los turcos colgaban los cuerpos de los reaccionarios como advertencia.

Calle Knez Mihailova

Es la arteria principal del centro de Belgrado y es considerada una de las calles peatonales más bonitas de Europa del Este. En su kilómetro de longitud que conecta la Plaza de la República con Kalemegdan se localizan alguno de los edificios más significativos de la ciudad.

Kalemegdan

Fue una fortaleza ocupada por casi todos los imperios importantes: celtas, romanos, bizantinos, godos, hunos, ávaros, austro-húngaros y turcos, se dice que todas las fuerzas importantes lo han defendido o destruido en alguna ocasión. Hoy en día es uno de los parques de la ciudad, aunque antiguamente no albergaba ni un árbol, para que nadie pudiera esconderse tras él.

Templo de San Sava

La mayor iglesia ortodoxa en los Balcanes, con su enorme cúpula de 82 metros de altura. Su construcción no fue sencilla debido a las guerras, la pobreza y el gobierno comunista, de hecho, el interior está prácticamente vacío.

Museo Nikola Tesla

No, no tiene mucho que ver con los nuevos coches eléctricos Tesla, pero si tiene algo que ver con la electricidad. Dedicado a homenajear y mostrar la vida del científico Nikola Tesla, se encuentra en la capital, Belgrado, y podréis disfrutar de todos sus inventos y instrumentos, realmente un museo muy divertido de ver, no es muy grande, en 1 hora lo tendréis visto.

Subotica

Al norte del país y bien cerca de la frontera con Hungría, se encuentra Subotica, la ciudad serbia con mayor cantidad de edificios construidos en estilo Art Nuveau. Este movimiento (también conocido como modernismo) nació entre el SXIX y el SXX como una búsqueda de romper con los cánones artísticos ya existentes

En este caso pasamos 3 noches en el país, una en Nis, a unas 3 horas de la capital. Para nuestras noches en Belgrado, cogimos un Airbnb que estaba muy bien de precio y no muy lejos del centro. Recomendamos si vais a pasar 2 o más noches, mirar esta opción, pues te permite cocinar y suele ser más económico que los hoteles, todo y que los precios en serbia no son excesivamente altos.

Dejamos serbia y nos vamos hacia el norte, para visitar una de las ciudades que más nos sorprendió y nos gusto de todo el viaje, Budapest.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *