Preparativos de Viaje a Finlandia

Preparar este viaje puede cambiar mucho en función de la época del año en la que viajes. Nosotros optamos por mediados de abril, así que tendremos un buen clima en el sur, en la capital, y un clima algo más frio en Laponia, sin ser extremo, pero sabiendo a donde vamos. Así que si viajas como nosotros deberías hacer la maleta con algo de ropa cómoda de verano, pero sobre todo bastante ropa de invierno, y un buen calzado para caminar durante horas por calles heladas y llenas de nieve. Bienvenidos a nuestro viaje a Finlandia.

Visado para Finlandia

No es necesario visado puesto que es un país de la unión europea, con el DNI es más que suficiente, pero nosotros siempre llevamos los pasaportes. A parte no volamos desde Barcelona, si no que volamos desde Dubái, de nuestro viaje anterior, así que ya llevábamos todos la documentación necesaria.

Clima en Finlandia

Si vas a visitar de punta a punta el país como nosotros, es importante saber que el clima varía mucho, así que es importante tener en cuenta que pasaras de un ambiente agradable en la capital a un ambiente extremo en Laponia. Quizás no es tanto el frio en sí, que también, es la incomodidad ( al menos  a los que no estamos acostumbrados a vivir ahí ) de estar todo el día envuelto en nieve y hielo, así que es muy importante, a parte de la ropa de abrigo un buen calzado para mantenerte bien seco.

Nosotros no llegamos a pasar de -10 grados por la noche a mediados de abril, pero en pleno invierno en Laponia puede llegar a bajar a los 20 grados.

Vuelos a Finlandia

Puedes encontrar vuelos baratos sin problema desde España, la mayoría de ellos directos, y en menos de 4 horas puedes llegar sin problema. El precio suele ser un poco caro, sobre los 250-300 euros, pero si quieres intentar bajar este precio, aquí te dejo mi vídeo de como nosotros conseguimos vuelos baratos, ya sea en Finlandia o a cualquier lugar del mundo.

Otra opción si solo quieres visitar Laponia es volar directos a Rovaniemi, si tienes pocos días y no te interesa mucho Helsinki, esta es tu mejor opción, eso sí, no hay vuelos directos desde aquí, así pues seguramente deberás hacer escala en Helsinki o ir como hicimos nosotros en coche, que todo y que no es un trayecto corto, la verdad es que pasamos por unos lugares increíbles y unos lagos helados donde estuvimos caminando un buen rato por encima de ellos.

Moneda en Finlandia

Si vienés de la zona europea, no tendrás problema, pues la moneda que usan los finlandeses es el euro.

¿Cómo moverse por Finlandia?

El coche es una buena opción para moverte por la capital, todo y que es una ciudad pequeña que puedes moverte con tranvía o autobús, no es complicado y quizás el transporte Publio es la mejor opción para visitar la ciudad. Por otro lado para llegar a las afueras de la ciudad o ir  a Laponia aconsejamos coger avión, o en nuestro caso alquilar un coche. Puedes visitar la ciudad el primer día que llegas o al día siguiente, y luego alquilar un coche para visitar Laponia, así puedes ahorrarte algo de dinero en el alquiler del coche. En nuestro caso, y como conseguimos una muy buena oferta en el coche de alquiler, lo cogimos nada más llegar, así ya no teníamos que andar con las maletas cargadas, ya que veníamos de un viaje de Omán y Dubái de 10 días, y teníamos las maletas llenas.

Internet en Finlandia

En principio hay roaming gratuito, la mayoría de los países de la unión europea lo tiene, todo y esto, siempre es mejor consultar con tu compañía para asegurar. La verdad que después de Omán, donde el interne carecía en muchos lugares, poder visitar un país con datos, para comunicarte con la gente y poder buscar información es un lujo. Son de esos pequeños lujos que no encuentras a faltar hasta que no los tienes.

Alojamiento en Finlandia

Llegados a este punto, es importante remarcar que el alojamiento en Helsinki no es precisamente económico, y mejor no hablar de Laponia.. Eso sí, nosotros nos alojamos en Helsinki a las afueras en una habitación con baño compartido ( la mayoría de hoteles baratos son en este formato ) y hay que decir que están impecables, no son como la mayoría de hostels europeos, realmente no vale la pena gastarse mucho dinero en un buen alojamiento en Finlandia, ya que la mayoría de los económicos están muchísimo mejor que algunos de 4 estrellas en nuestro país, es una de las cosas que nos sorprendió gratamente. La mayoría son con código y entrada autónoma, todo facilitadas para no depender de horarios.

La noche de llegada a Laponia nos alojamos en un Airbnb que era bastante económico ( para ser Finlandia ) y lo que más nos sorprendió fue que tenía sauna privada, todo un lujo viendo como esta todo el paisaje helado y nevado.

Las 2 noches siguientes, las que ya estuvimos metidos dentro de Laponia, cogimos un hotel que eran unas habitaciones con el techo en forma de cúpula de vidrio, una pasada, para poder ver bien las auroras boreales. Este tipo de habitación en temporada alta puede llegar a más de 600 euros la noche, pero nosotros lo conseguimos por menos de la mitad las 2 noches, no hay nada como buscar y buscar. Realmente había como 50 iglús y estaban todos vacíos, solo estábamos nosotros, otro lujo del que no podríamos disfrutar en temporada alta.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *