Macedonia – Días 18 y 19

Qué ver en Macedonia: Skopje y Cañon Matka

Salimos de Grecia, un país que nos ha encantado, tanto Atenas, Meteora, como sobre todo Santorini, un país muy parecido al nuestro, muy Europeo, y entramos ahora en macedonia, un país de contrastes.

En este país no tendréis roaming, y la moneda es el Denar Normacedonio.

Macedonia es un país muy pequeño en el que podrías visitarlo en apenas 2 o 3 días. Nosotros pasamos 2 días completos, más uno extra donde visitamos Kosovo ( si, lo visitamos desde Macedonia y accedemos a Serbia por Macedonia, para no tener problemas en la Frontera de Kosovo-Serbia, que a nivel de ruta, hubiera sido lo más rápido y fácil. )

Puedes leer este post que te dejamos aquí con todas las cosas que ver y hacer en Macedonia mucho más amplio.

Skopje

Iglesia de San Clemente de Ohrid

Esta moderna iglesia ortodoxa es la más grande de Skopje, con una capacidad para 6000 personas. Fue construida en 1972 por Slavko Brezovski, uno de los arquitectos macedonios más relevantes, y consagrada en 1992 en honor a San Clemente de Ohrid, uno de los santos más importantes del país. En su interior destaca la enorme lámpara de araña de 5 toneladas y 400 bombillas. Posee en su campanario 3 enormes campanas, la más grande de 1000 kg. La entrada es gratuita.

Casa museo madre Teresa de Calcuta

Todos asociamos a la madre Teresa con su encomiable labor de ayuda a los más desfavorecidos en India. Sin embargo, pocos sabemos que nació en Skopje, aunque ella se considerase albanesa. En Skopje pasó sus años de juventud hasta que decidió consagrar su vida a los más necesitados. En su recuerdo hay una capilla, que conserva algunos de los aposentos y los muebles que utilizó la madre Teresa. Es un edificio del que se sienten muy orgullosos los macedonios. Resulta curioso especialmente para sus devotos seguidores, pero el edificio no destaca especialmente.

Plaza central o Plaza Macedonia

Esta enorme plaza también forma parte del proyecto Skopje y está dominada por una estatua ecuestre mastodóntica que curiosamente guarda un gran parecido con Alejandro Magno, a pesar de que se llame enigmáticamente como “Guerrero a caballo”. Más bien parece que, dadas las disputas con Grecia a cuenta de Alejandro, hayan querido omitir el nombre pero dejando poco espacio a la imaginación. Sea como fuere, alrededor de la estatua se arremolinan los lugareños, especialmente en las tardes de verano. Es una zona muy agradable para pasear.

Bazar del barrio turco

Es el barrio más animado y auténtico de la capital, con históricos edificios de herencia musulmana como consecuencia de los siglos de ocupación otomana. En sus adoquinadas calles encontraréis multitud de terrazas, bares, restaurantes y tiendas de todo tipo. También hay puestos de artesanía, recuerdos y otros objetos.

Cañón Matka

A las afueras de Skopje está el cañón Matka, cuya cercanía con la ciudad lo convierte en la escapada habitual para la gente de Skopje y para muchos turistas que llegan en autobuses desde Kosovo. El desfiladero donde se construyó la presa acumula la gran superficie de agua que se puede recorrer en un barco hasta la cueva Vrelo, una de las más bellas de Macedonia.

También podéis recorrer por el sendero que hay en la orilla, un bonito paseo que merece la pena si os sobra alguna tarde en el país.

Macedonia sorprende por todas las culturas que alberga, y sobre todo por la inmensidad de sus estatuas urbanas, algunas de enormes que hacen de este país, un lugar muy diferente de lo que hemos visitado hasta ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *