Días 2 al 4 – Eslovenia

Qué ver en Eslovenia: Liubliana, Lago Bled, Cuevas Postojna y Castillo de Predjama

Este es uno de esos descubrimientos, que todo y que sabíamos que sería uno de los mejores lugares que visitaremos en este gran viaje por los Balcanes y centro de Europa, la verdad es que podemos decir que si hay algún país imperdible en esta ruta, Eslovenia es uno de ellos. Lagos, glaciares, cascadas, gargantas, ríos de color turquesa, enormes cuevas kársticas o majestuosas montañas alpinas, son algunos de los elementos que hacen de Eslovenia un lugar especial.

¿Cómo llegar a Eslovenia?

Como siempre, la mejor opción es llegar en avión, pero dadas la situación actual en este 2020, nosotros llegamos por vía terrestre con nuestro coche desde Venecia, donde en menos de 3 horas llegas a la capital de Eslovenia, Liubliana.

Las carreteras son buenas, pero recordar que en este país es como Suiza ( mucho menos caro ) y se necesita la viñeta para poder usar las autopistas, podéis cogerlas por varios días, semanas o meses, así pues con el precio que tiene y la calidad de las carreteras se hace necesaria.

¿Dónde alojarse en Eslovenia?

Nosotros escogimos un Airbnb de una habitación y compartir las zonas comunes. Los hoteles i Airbnb por lo general suelen estar bien, limpios y a buen precio. Como viajamos en coche, elegimos uno a las afueras de la capital.

Eslovenia también es un país donde a priori podréis tener roaming sin un coste adicional.

Puedes leer este post que te dejamos aquí con todas las cosas que ver y hacer en Eslovenia mucho más amplio.

Liubliana

En la capital hay muchas cosas que ver y visitar. Entre los monumentos y sitios más importantes destacaría su castillo, levantado en una colina visible desde la mayoría de las partes de la ciudad. Subir no os costará más de una hora y las vistas sobre la ciudad son inmejorables. Otro de los lugares cerca el castillo es el puente de los dragones, este ejemplar obra de Art Nouveau hace referencia al mito del origen de la ciudad, según el cual Jasón y los Argonautas habrían derrotado en aquella tierra a un enorme dragón, que hoy es símbolo de la ciudad.

Otra de las visitas interesantes, sobre todo al atardecer, sobre la hora de cenar, es el paseo por el rio Ljubjlanica, un paseo agradable sobre calles empedradas, con un rio limpio y cuidado, y un montón de terrazas y restaurantes para acabar el día.

Lago Bled

Con su castillo sobre las rocas y su isla en medio de las aguas (donde se puede visitar una pequeña iglesia), el Lago Bled parece sacado de una postal. Hay un camino rodeando el lago y varios puntos donde la gente, en bañador y toalla en mano, se dan un chapuzón como si de una playa se tratase. Un lugar muy cerca de la capital, apenas 40 min en coche.

Cueva Postojna

En la región del Carso (Kras) abundan las formaciones de origen kárstico y ésta es una de las más grandes y espectaculares. Se trata de un conjunto de más de 24 km de galerías naturales subterráneas, de los cuales 5 son visitables. El primer tramo es especialmente divertido, ya que se recorre en tren eléctrico. Además de impresionantes estalactitas y estalagmitas, en el interior de la cueva conoceréis al curioso proteo, un animal único.

Castillo de Predjama

Muy cerca de las cuevas, a escasos 20 minutos en coche podemos encontrar el castillo de Predjama, construido dentro de la roca en el S.XIII sobre un precipicio de 120 metros. No es un imperdible de Eslovenia, pero si estas planificando la visita a las cuevas, y tienes algo de tiempo, te aconsejo visitarlo, nosotros fuimos a ultima hora de la tarde, cuando no había nadie.

Después de varios días por Eslovenia nos toca descansar un poco y recuperar fuerzas para nuestro siguiente país, Croacia, quizás fue el país que mas nos gusto de nuestro viaje por Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *